Tu estás en: Inicio » Poder Popular » Los niños de Cabimas pusieron a volar sus sueños.

Los niños de Cabimas pusieron a volar sus sueños.

El elevar papagayos ha ido perdiendo vuelo. En nuestro país se han hecho diversas campañas para que este mítico juego no se pierda

El Gobierno Bolivariano, a través del Centro de Formación Socialista, Cabimas del Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces) y el Frente Francisco de Miranda (FFM) realizaron la actividad denominada: Revolución es Papagayo, con el propósito de rescatar los juegos tradicionales. La actividad se realizó en el Boulevar Costanero. Asistieron aproximadamente 200 niños.

Al hablar del rescate de estos juegos no solo se hace referencia a la recuperación meramente de la actividad lúdica, sino de esa colaboración que se generaba durante la elaboración del mismo, y el compartir de sonrisas e intercambio de ideas que se suscitaba entre los niños (as) y sus padres. En esa interacción se cultivaban valores como la amistad el compañerismo, la solidaridad y la comunicación, entre otros, hoy desplazado por la tecnología.

Papalotes

Los papalotes, como le dicen en México existen desde hace más de dos mil años. Para ese momento se conocían como “Pájaro de viento o “Arpa de viento”. Según investigaciones en China se elaboraron los primeros y se realizaban con retazos de seda. Un artículo en la página web del Ministerio de Ciencia y Tecnología explica que en el siglo XVII eran empleados como símbolo protector y aprovechados para el envío de señales durante las guerras.

Posteriormente se extendió por toda Asia. Aproximadamente en el siglo XV llegó hasta Europa para continuar su expansión hasta nuestro continente.

Programa cultural

Expresó Jhojana Quiñones, jefa del CFS de Cabimas que se programó para esta actividad la elaboración de los papagayos, la puesta en escena de la obra de teatro, titulada, Así fue mi niñez, una reseña sobre el origen de los volantines, un compartir y finalmente la elevación de los mismos.

Agregó además que la obra teatral establece una comparación entre la niñez rodeada de sencillez en la que los juegos como el trompo, el emboque, las metras y el elevar el papagayo colmaba de risas, imaginación e ilusiones a los niños. En contraposición-señaló- está la niñez de la actualidad marcada por el individualismo y la incomunicación.

Alegría y sonrisas

Con una sonrisa dibujada en su rostro, Freddy Muñoz de ocho años de edad, nos comentó que es la primera vez que realiza un volantín y lo prefirió el color azul, aspira a elevarlo muy alto.

Por su parte, Jesús Ramírez, de doce años, hijo de un servidor del Inces, afirmó que es muy divertido elaborarlos y además le permite tener nuevos amigos. «Me reí bastante, gracias a mi papá me quedó muy bonito. Gracias al Inces por realizar este tipo de eventos».

Abraham David Ortega de tan solo seis años, nos interrumpe para contarnos con alegría, que «mi petaca-como le dicen los marabinos- será de color azul y verde y va volar muy alto», y culmina con una sonrisa que delata lo ansioso que esta por ver cristalizado su sueño de que su papagayo surque los cielos.

Indicó Miguel Salcedo, miembro del FFM, que la intención de este encuentro es rescatar esos juegos tradicionales que permitían una recreación sana y en familia y además contribuir con el fortalecimiento de los valores como la solidaridad.

Por último, Ludy Ferrer, miembro del FFM dijo que a través de este actividad se recuperan valores pérdidos paulatinamente por la inclusión de la tecnología. «Su inadecuado uso nos ha hecho daño porque los niños(as) no salen de los cybert jugando videos juegos violentos y eso trae como consecuencia que adopten conductas agresivas».

Sobre el autor

Desde el 23 de marzo, por orientación de la dirección ejecutiva habilitamos esta cuenta para Servio Zambrano.

Numeros de entrada : 607

Dejar un comentario

You must be logged in to post a comment.

Ministerio del Poder Popular para Ciencia, Tecnología e Innovación.

Scroll to top